miércoles, 24 de febrero de 2016

Transporte escolar

Estimadas familias,

Tras los últimos altercados en alguna de las paradas de autobús, he de recordar las normas que regulan el servicio de transporte escolar.

Por ello, os adjunto información remitida desde la Consejería de Educación a tal efecto:

“El Real Decreto 443/2001, de 27 de abril, sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores y la Orden de 14 de mayo de 2003 de la Consejería por la que se regula el transporte escolar en los Centros docentes públicos no universitarios en Cantabria, publicada en el B.O.C. de 22 de mayo, establecen las funciones de los acompañantes del transporte escolar: La vigilancia y cuidado del alumnado transportado. Esta responsabilidad se establece en los tiempos que el alumno permanece en el vehículo y en los de acceso y descenso desde la parada al vehículo y, en su caso, el cuidado de estos hasta el inicio de la clase, siendo responsabilidad de los padres o tutores legales la seguridad de su hijo desde el domicilio familiar hasta el momento en que se produce la llegada del vehículo a la parada asignada y viceversa. Véase como referencia, lo establecido en la Orden de 14 de mayo de 2003 por la que se regula el transporte escolar en los Centros docentes públicos no universitarios en Cantabria, que establece en su artículo sexto, apartado sexto: “Cada familia será responsable de la seguridad de su hijo desde el domicilio familiar hasta el momento en que se produce la llegada del vehículo a la parada asignada y viceversa.”

No es obligación, en consecuencia, ni de los monitores ni de las empresas de transporte retornar a los alumnos al Centro docente ya que la responsabilidad de los monitores finaliza en el momento que los alumnos descienden del vehículo. En ningún caso esta responsabilidad se extiende fuera de los vehículos una vez le abandonan, siempre y cuando el descenso se haya realizado en las condiciones adecuadas de seguridad y en los lugares señalados a tal fin.

Tampoco es obligación de las empresas transportistas retornar a los alumnos, ya que su servicio finaliza cuando es dejado el último alumno en la última parada del recorrido. Ha de tenerse en cuenta que una vez finalizado el recorrido, el vehículo puede realizar otro tipo de servicios que tengan como lugar de paso el centro docente.

 Además, a los monitores de transporte escolar se les contrata por un tiempo determinado por recorrido y con unas obligaciones determinadas, que son las que figuran en la legislación arriba indicada y en los Pliegos de Cláusulas Técnicas que rigen el contrato. En ninguna cláusula ni apartado, figura la obligación de hacerse cargo del retorno del alumno.

Por todo lo anteriormente expuesto, le comunico que el alumno será dejado en la parada que le corresponda, finalizando, en ese momento, la responsabilidad de la empresa transportista, acompañante y Consejería de Educación. No obstante, sería conveniente que si esta situación se viene produciendo, se comunicara a la familia.”


Atentamente,

La directora




No hay comentarios:

Publicar un comentario